Reseña de Cloud Atlas. Autor: Tony Rey.

Empecé la lectura de “El atlas de las nubes” hace algún tiempo al tener noticia de que los Wachowski Brothers estaban trabajando en una película del mismo nombre. “Cloud Atlas”, la singularidad del título sumada a la plasticidad y ritmo trepidante del trailer disponible en youtube hicieron que me pusiese manos a la obra.

tumblr_m8gn1nzPA11rd0ue6o1_500
Sin embargo, a pesar del empuje inicial, me vi atrapado en un estilo literario farragoso, propio de hace un par de siglos. De hecho, estuve tentando a abandonar su lectura. Me gusta adoptar la postura de que cuando un libro no es capaz de atraparnos en sus primeras cuarenta o cincuenta páginas, no se merece que dediquemos más tiempo y esfuerzo… quizás una postura hija de esta vida frenética que nos ha tocado vivir (tanto que hacer y tan poco tiempo). No siempre cumplo esta pauta, de haberlo hecho me hubiese perdido auténticos pepinos como “El Señor de los Anillos”, así que teniendo esto presente, y Wachoski de por medio, continué insistiendo.

No fue sencillo. Las historias se sucedían, a cada cual más extraña e incomprensible, con abruptos saltos temporales que daban lugar cada vez a una mayor cantidad de nombres y situaciones, creando una confusión extrema. Llegados a este punto quise asumir esta lectura como un reto, y ya hecha la promesa de escribir una reseña a Luces en el horizonte, continué desde la mitad del libro, más perdido que un pulpo en un garaje, hasta finalizarlo con sus casi quinientas páginas y tengo que decir que… no me arrepiento!

A partir de la mitad del libro uno empieza a vislumbrar la complejidad de esta obra titánica. Para no hacer spoiler diré que las seis historias que encierra, y que no parecen tener relación alguna, acaban por encajar como diferentes engranajes de una misma maquinaria que funciona a la perfección.

En un momento dado, David Mitchell nos da una pista sobre la estructura que ha empleado. Lo hace con el joven compositor Robert Frobisher, uno de los personajes del libro. Èste está obsesionado con una de sus creaciones en la que seis instrumentos solistas se suceden; cada uno es interrumpido por el siguiente hasta llegar a la parte central, de mayor intensidad, que dejará paso a cada uno de los instrumentos que retomaran sus líneas melódicas justo donde habían sido interrumpidos y en sentido inverso…

En cuanto al estilo narrativo, este se adapta a la línea cronológica que a cada historia le toca vivir. El contacto epistolar de un notario del s.XIX es de lectura lenta y cargada de artificios, mientras que los diálogos de personajes del s.XX son ágiles y naturales, y así hace evolucionar el lenguaje empleado según avanzamos por la línea temporal de las diferentes historias hasta llegar a un futuro post-apocalíptico… y hasta aquí puedo leer.

En resumen, un libro que me ha parecido interesantísimo y sobre todo original, del que resulta difícil aclarar mucho más sin hacer spoilers, en el que cada historia tiene una solidez insospechada, pero que exige una cierta paciencia y esfuerzo por su complejidad. Es una obra muy visual, de modo que habrá que esperar lo mejor de la magia de los Wachoski Bros para su adaptación cinematográfica. Quiero ser optimista y pensar que puede ser una gran película.”

Si queréis contactar con Tony, podéis hacerlo en @Tony_Rey o en su perfil de Facebook.

Nosotros, la verdad, es que no podemos dejar de darle las gracias por su fantástica reseña. ¡Gracias, Tony!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cine, Literatura, Reseñas y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s